jueves, 5 de diciembre de 2013

Desde mi punto de vista, mi equipo ganó la GGJ el año pasado

Y después de un título tan sensacionalista, toca explicarse un poco. Cuando digo Global Game Jam, debería decir mas bien Neàpolis Game Jam (participaron como 3000 juegos en la Global, y naturalmente no los jugué todos. Ni a un 0,2% en realidad). Y cuando digo ganar, no digo ganar por haber creado el mejor juego, que sin duda el nuestro no era. 

Primero, voy a explicar que es la Global Game Jam por si alguien va un poco perdido. La GGJ es un acontecimiento global que se celebra una vez al año a finales de enero. Consiste en (como todas las Game Jams) crear un juego en poco tiempo (la GGJ dura dos dias) con una temática en particular, en nuestro caso, el corazón. 

Ah, nota: Cuando digo "mi equipo", no me refiero a que yo los lideraba, ni mucho menos. En realidad yo solo ejercí de "catalizador", uní un poco a los integrantes del grupo el principio y fuí quien propuso de participar en la global, pero nada mas. Hubo compañeros que merecieron llevarse el título de peces gordos del equipo mucho más que yo. 


Alastor the Chef, el juego que, desde mi punto de vista,
tenía mejor historia. 
Pues bien, en Vilanova y la Geltrú participaron en la global 6 equipos, 5 de ellos formados por alumnos de la escuela de arte y diseño donde estudio. El primer juego que se presentó fué Alastor the Chef, un juego donde controlas a un chef de un restaurante caníbal que acaba de robar unos corazones de un hospital, y tiene que volver corriendo al infierno donde tiene su restaurante. El problema del juego era que estaba hecho sobre un ejercicio de clase, sobre una plantilla supervisada por un profesor, por lo que le resta un poco de mérito en el ámbito de programación. El grupo estaba formado por alumnos de segundo año. 



Erebo, mi favorito personal
Erebo era un juego bastante trabajado. Controlabas a un virus que debía recorrer el el cuerpo del anfitrión para llegar al corazón y destruirlo. Era un plataformero bidireccional en 3D bastante currado. El equipo, nuevamente, estaba formado por un equipo de alumnos de segundo y un ex-alumno. 

The Heartvest fué una currada, lástima que no se terminara. Los chicos del equipo eran ajenos a la escuela de arte, en realidad eran currantes del mismo edificio Neàpolis que se apuntaron en el último momento al evento. Hicieron un motor desde 0 que era capaz de simular 3D en Html5, pero por desgracia no les dio tiempo de desarrollar el juego en si. Recuerdo que cuando los vimos estábamos los demás grupos acojonados porque creíamos que serían unos pros y que no meterían una paliza, aunque desde el punto de vista de algunos lo hicieron.




Modelo del Protagonista de Cardiac Survival Squirrel
Cardiac Survival Squirrel fué el ganador de la global dentro del edificio Neàpolis de Vilanova. El juego en si consistía en esquivar cajas mientras estas iban cayendo del cielo y se iban amontonando en el suelo. Los integrantes del equipo estaban formados en su totalidad por ex-alumnos de la escuela.
War in your Heart era un shooter en tercera persona que estaba concebido como serious game. Recuerdo que su pantalla de título era la mejor de todas, destacaba incluso mas que el juego en si. 






Finalmente tenemos el juego de mi equipo. Of Carrots and Rabbits. Consistia en encontrar trozos de corazón/zanahoria en un laberinto. A medida que pasaba el tiempo, la música (original) iba aumentando en velocidad y iba añadiendo instrumentos, y la pantalla empezaba a girar, dificultando enormemente el movimiento. El juego en si no era nada del otro mundo, pero lo  terminamos. 

El equipo en su mayoría estaba integrado por alumnos de primer año, exceptuando dos que no eran de la escuela.


Cardiac Survival Squirrel ganó la Global, pero desde mi punto de vista, mi equipo ganó. No nuestro juego, nuestro juego era mas bien simple, pero nuestro equipo se merecía ganar. ¿Porque? Por que eramos alumnos de primero, llevábamos apenas 3 meses en la escuela, y ya estábamos a pié de cañón, participando en competiciones. Mi compañero modelador y yo apenas sabíamos nada de modelaje en aquel entonces, es mas, no sabíamos ni tan solo como se texturizaba, y menos como se animaba. Los artistas conceptuales apenas habían empezado a aprender dibujo digital, y los programadores, aunque ya sabían algo de JavaScript, era la primera vez que programaban en Unity, y el que lo pasó peor fué mi compañero Artie, que nunca había abierto el Unity y le tocó montar el mapa y pelearse con la interfaz. Pero lo hicimos. Y lo terminamos, lo dejamos bien pulido, con su intro, menú de inicio, créditos... Entramos en el recinto sin saber ni donde nos metíamos, y salimos triunfantes, con la satisfacción de haber creado un juego en solo 2 días, un juego en 3D. Entonces lo dijimos: Si este año hemos sido capaces de hacer esto... ¿Que seremos capaces de hacer el año que viene? Nuestro juego no ganó, no. Pero nuestro equipo, desde mi punto de vista, si. Y sé que no suelo hacer este tipo de entradas, pero creo mis compañeros se merecían un homenaje.

Dentro de menos de dos meses se vuelve a celebrar la Global Game Jam. Aún no están hechos los grupos, y yo no tengo claro si participaré junto a mi viejo equipo o si iré con los chicos de la kuadrilla de Secrets' Lair (aunque lo mas probable es que ocurra lo segundo), pero lo que es seguro es que iré. En realidad, en la Global lo que importa no es ganar, sino crear lazos de amistad entre los participantes (con los de tu grupo y incluso con los de los demás grupos), crear un videojuego en tiempo récord, aprender aprender aprender, y toda la experiencia que un evento así te da. Si en tenéis una ciudad cercana donde se celebre la Global o cualquier otra Game Jam, recomiendo enormemente que participéis. Es una experiencia única e inolvidable. 

1 comentario:

Orochii Zouveleki dijo...

Ooooh vaya, ahora me fijé y hay GameJam en mi país =DDD. Queda un poco largo de donde vivo, pero podría intentarlo la próxima vez xD.

La única parte que falla en mi ecuación es... que no tengo equipo x'D. Y más importante aún (????), tampoco tengo laptop 8'D...

Algún día... y también algún día -> Ludum Dare.